21 may. 2020

La amistad tiene que ser recíproca.

Hace unos 3 meses, mi vecino me pidió la contraseña de Internet. Se lo di porque no cuesta nada y porque me llevo bien con él.


Ayer, volvía a casa y él estaba en la puerta. Me detuve y hablé un poco como de costumbre cuando me dijo felizmente que ahora tiene Netflix. Luego, bromeando, dije: «He estado trabajando duro, apenas tengo tiempo para mirar televisión, pero es genial, entonces me prestas la contraseña para ver algunos programas».

Entonces su esposa, que estaba regando su jardin dijo: «No podemos dárselo, porque yo soy quien paga y no se puede compartir».

¡Reinó un silencio total!

El hombre se disculpó en voz baja y le dije que no había problema. Seguimos hablando de otras cosas y finalmente entré en mi casa. Poco después, la esposa de mi vecino salió a llamarlo, luciendo nervioso, diciendo que la televisión no estaba funcionando. Entró y yo miré por la ventana. Después de unos minutos, él y su esposa vinieron a llamarme y me dijeron que la red no funcionaba, que la contraseña no ingresó ... Los miré y les dije: «Cambié la contraseña, porque yo soy quien paga y no es para compartir».

La esposa se puso roja e intentó discutir, le dije: «Señora, tengo mi internet y usted tiene su Netflix, todo está bien y todos están felices». Se volvieron y cerraron la puerta. Nunca me volvieron a hablar”.

la lección que aprendí de ella.
  • La amistad tiene que ser recíproca.

  • El amor tiene que ser recíproco.

  • El afecto tiene que ser recíproco.

  • El sentimiento tiene que ser recíproco

  • La lealtad tiene que ser recíproca

A partir de hoy tengo la intención de devolver silencio con silencio, ausencias con ausencias, afecto con afecto, amistad con amistad y lealtad con lealtad. No más vivir sentimientos unidireccionales. ¡Los sentimientos tienen que ser bidireccionales!

Basta de ser la persona que siempre da y nunca recibe.

- Autor anónimo. (De Internet)

Recomendaciones: