Aún me acuerdo de ti, todavía recuerdo cómo empezamos a hablar y como inició nuestra amistad.

Aún recuerdo nuestro primer beso, y la cantidad de emociones que me inundaron ese día. El vuelco en el estómago, mi corazón acelerado y la necesidad de tenerte cerca. Está demás decir que llevaba ya un tiempo deseando besarte, que cuando al fin pasó, sentí como mi interior explotaba de felicidad y nervios. Nadie me quitaba esa sonrisa tonta de la cara. Y ni se diga cuando vi que en tu rostro se dibujó una bella sonrisa torcida... había caído en aquello que llaman amor, o enamoramiento, aunque no quisiera admitirlo, me había enamorado de ti, todo tu #YNRM.

Todavía me acuerdo cuando dijiste que me querías mas cuando yo te decía que te quería, ya llevaba un tiempo para amarte como tu quisieras. Quererte fue lo más fácil, bonito y doloroso que pude experimentar.

Recuerdo cuando empezamos a distanciarnos, cuando vernos se volvió incómodo, cuando ya no sabíamos como actuar o como despedirnos.

¿Y sabes que más recuerdo? cuando te fuiste, por tercera vez y de manera definitiva. Para mi sorpresa aún deseaba que como la primera vez, me llegara un mensaje tuyo en la madrugada diciéndome cuanto me extrañabas, que me necesitabas, que hacia y donde estaba pero no fue así, tu mensaje nunca llegó ni llegará, y ya he aceptado eso.


Si, a pesar del tiempo recuerdo todo eso a la perfección. Me costó mucho aceptar que siempre lo haré, siempre te voy a recordar, olvidarte sería imposible, pasé mis mejores momentos contigo, tuve muchas primeras veces a tu lado... espero pienses lo mismo y no me olvides, que aunque nos evitemos y no podamos ni vernos a la cara, pienses que lo nuestro fue bonito.

~ José Santos HF

Puede que te interesen:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario